Consejos y precauciones a la hora de tomar setas y trufas alucinógenas

Consejos y precauciones a la hora de tomar setas y trufas alucinógenas

Antes de tomar setas o trufas alucinógenas hay una serie de pautas que hay que tener en cuenta para evitar malos viajes y conseguir así una experiencia plena y satisfactoria. Si es tú primera vez en el consumo de setas alucinógenas, con más razón, debes tomar una serie de precauciones que describiremos a continuación.

 

  1. Planificación y estado físico y mental

Es importante planificar el viaje con unos días de antelación para así ir preparando a nuestra mente para disfrutar de la experiencia. No se recomienda el consumo de éstas sustancias a menores de 18 años. Si es nuestra primera vez debemos elegir muy bien la variedad de setas mágicas que vamos a tomar. Hay muchas variedades y potencias por lo que elegiremos de intensidad más baja para la primera vez. Siempre podremos ir subiendo de nivel.

Es importante tomar setas sólo cuando tengamos una buena salud mental y física. No es recomendable tomar setas o trufas alucinógenas si nos sentimos deprimidos o tenemos un trastorno de ansiedad. Una mala experiencia puede agravar nuestro estado. Debemos tener una actitud positiva y abierta y dejarnos llevar por la experiencia psicodélica. También debemos tener una buena salud física, no tomarlas en el caso de estar enfermos con gripe o resfriado.

  1. Ayuno y comidas

Este es un factor que mucha gente suele saltarse y es de los más importantes. Las setas hay que tomarlas en ayunas. Debemos estar al menos 5 o 6 horas en ayunas antes de consumir las setas. Si no lo hacemos así los efectos se reducen notablemente y además podemos sufrir problemas estomacales e incluso vómitos.

Durante el viaje es recomendable beber abundante agua y tener siempre a mano bebidas azucaradas por si queremos disminuir los efectos.

La dosis recomendable de setas frescas es de 15gramos (1,5 gramos secas). Si es la primera vez no tomes más de esta cantidad. Los efectos tardan en aparecer unos 30-40 min. Si transcurrido ese tiempo no notas efectos espera un poco más, no tomes más cantidad. Cada metabolismo es diferente y unos sintetizan la psilocibina más rápido que otras personas. En el caso de las trufas la dosis normal es de unos 7-8 gramos. Nunca tomes la primera vez más de 15 gramos.

  1. El entorno y la compañía

A la hora de planificar dónde y con quién vas a tomar las setas es muy importante que lo hagas con personas conocidas y de confianza en un ambiente en el que te sientas seguro. Si tomas las setas con personas extrañas o no estás convencido de hacerlo es mejor que no lo hagas. Asegúrate de que al menos una persona del grupo no tome setas. Esa persona será la encargada de cuidar al resto en el caso de necesitar ayuda.

El lugar elegido para el viaje también es importante. Las setas no son para salir de fiesta. Es mejor hacerlo en un lugar tranquilo, si es en el exterior (en el campo, en la playa, etc) mucho mejor, la experiencia será mucho más agradable y placentera.

 

  1. Mezclar con otras sustancias

Muchas personas toman setas con alcohol o cannabis…..NUNCA lo hagas. La mezcla de estas sustancias puede anular por completo el efecto de la psilocibina o potenciar otros efectos que acaben en un mal viaje.

 

  1. Durante el viaje

Muy muy importante dejarse llevar por la experiencia, por las sensaciones, por los pensamientos….nunca luches contra ellos. Si te resistes puedes llegar a agobiarte y tener una mala experiencia. Los efectos aparecen en oleadas, déjate llevar por cada una de ella y no tomes más cantidad si ves que los efectos bajan. Seguramente después vendrá una nueva ola.

 

  1. Qué hacer si tengo un mal viaje

En el caso de que alguna persona experimente desasosiego, ansiedad, miedo….la persona cuidadora toma un papel fundamental que debe seguir una serie de pautas. Lo primero no dejar nunca sola a la persona que se encuentra mal. Buscar un sitio tranquilo para que la persona se siente o tumbe y se tranquilice. Darle bebidas azucaradas o comida dulce para que los efectos pasen más rápido. Y, sobre todo, acompañarlo y calmarlo de manera tranquila. Si la situación va a más lo mejor será llamar al servicio de emergencias.

 

Si sigues estos tips o consejos la probabilidad de tener un mal viaje disminuye y podrás disfrutar de una experiencia plena y satisfactoria.

Deja una respuesta

* Nombre
* E-mail: (No publicado)
   Website: (Sitio web conhttp://)
* Comentario